El IVA y las nuevas viviendas

Comprar una casa es probablemente una de las transacciones más importantes que llevaremos a cabo a lo largo de nuestra vida, no solo por ser una de las que posiblemente tendrá el mayor coste, sino porque además representa el inicio de una nueva etapa en un lugar al que puedes llamar tuyo. Es por ello que no es una decisión que pueda implementarse a la ligera y, una vez que se toma, hay muchos factores a los que se debe prestar la atención adecuada. Los asuntos fiscales son uno de ellos y, por lo general, son una fuente frecuente de dudas en los compradores.

El IVA es un impuesto ampliamente conocido por los españoles. Debe ser pagado cada vez que se adquiere algo nuevo y el sector inmobiliario no está exento de esta regla. Sin embargo, existen algunos casos muy particulares donde, al adquirir una propiedad en la que nadie más haya vivido antes, no resulte necesario hacer el pago de este importe. Para que seas consciente de cuándo ocurre, a continuación, detallamos un poco más estas situaciones.

Como sabrás, el ITP ―el cual debes pagar al adquirir productos, propiedades y, en general, bienes muebles o inmuebles de segunda mano― es diferente en cada comunidad. Sin embargo, el IVA ―presente en compras de cualquier tipo de bien nuevo― es, en todo el territorio, un 10%.

Este porcentaje debe ser abonado cuando vas a hacerte poseedor de una propiedad que pasará a tus manos directamente luego de ser construida. Sin embargo, existe cierto tipo de inmuebles, como aquellos que han sido embargados por el banco a personas que acababan de comprarlos ―y que no han tenido la oportunidad de vivir en ellos―, que para el ámbito fiscal cuenta como propiedades de segunda mano. Estos, aunque sigan siendo nuevos a nuestros ojos, están sujetos al ITP fijado y cobrado por las CCAA, y, por lo tanto, no resulta necesario pagar el IVA al adquirirlos.

Encontrar este tipo de viviendas en el mercado puede resultar relativamente sencillo, pues muchas veces los bancos cuentan en sus carteras con un número grande de obras a estrenar que se han adjudicado tras estos procesos.

Por ello, la próxima vez que estés estudiando los precios de las viviendas nuevas, puede resultar una buena idea averiguar cuál es el porcentaje correspondiente al ITP en la zona y tener presente toda esta información a la hora de visitar propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *