El IVA y las nuevas viviendas

Comprar una casa es probablemente una de las transacciones más importantes que llevaremos a cabo a lo largo de nuestra vida, no solo por ser una de las que posiblemente tendrá el mayor coste, sino porque además representa el inicio de una nueva etapa en un lugar al que puedes llamar tuyo. Es por ello que no es una decisión que pueda implementarse a la ligera y, una vez que se toma, hay muchos factores a los que se debe prestar la atención adecuada. Los asuntos fiscales son uno de ellos y, por lo general, son una fuente frecuente de dudas en los compradores.

El IVA es un impuesto ampliamente conocido por los españoles. Debe ser pagado cada vez que se adquiere algo nuevo y el sector inmobiliario no está exento de esta regla. Sin embargo, existen algunos casos muy particulares donde, al adquirir una propiedad en la que nadie más haya vivido antes, no resulte necesario hacer el pago de este importe. Para que seas consciente de cuándo ocurre, a continuación, detallamos un poco más estas situaciones.

Como sabrás, el ITP ―el cual debes pagar al adquirir productos, propiedades y, en general, bienes muebles o inmuebles de segunda mano― es diferente en cada comunidad. Sin embargo, el IVA ―presente en compras de cualquier tipo de bien nuevo― es, en todo el territorio, un 10%.

Este porcentaje debe ser abonado cuando vas a hacerte poseedor de una propiedad que pasará a tus manos directamente luego de ser construida. Sin embargo, existe cierto tipo de inmuebles, como aquellos que han sido embargados por el banco a personas que acababan de comprarlos ―y que no han tenido la oportunidad de vivir en ellos―, que para el ámbito fiscal cuenta como propiedades de segunda mano. Estos, aunque sigan siendo nuevos a nuestros ojos, están sujetos al ITP fijado y cobrado por las CCAA, y, por lo tanto, no resulta necesario pagar el IVA al adquirirlos.

Encontrar este tipo de viviendas en el mercado puede resultar relativamente sencillo, pues muchas veces los bancos cuentan en sus carteras con un número grande de obras a estrenar que se han adjudicado tras estos procesos.

Por ello, la próxima vez que estés estudiando los precios de las viviendas nuevas, puede resultar una buena idea averiguar cuál es el porcentaje correspondiente al ITP en la zona y tener presente toda esta información a la hora de visitar propiedades.

Cómo atraer compradores chinos

Una tendencia se alza en el mercado español: cada vez son más los compradores chinos interesados en este país. Muchos factores han contribuido en este novedoso cambio. Para empezar, la Ley de Emprendedores ―que aprobará permiso de residencia a aquellas personas extranjeras que hagan una inversión igual o superior a los 500.000 euros en un inmueble español― está siendo un gran incentivo. Además, la baja en los precios de las propiedades y calidad de vida que ofrecen la posibilidad de acceso a la educación gratuita, los índices bajos de contaminación, la calidad de los servicios y la densidad poblacional menor, resulta muy atractiva. La mayoría de estos son elementos de difícil acceso en su nación.

Es por ello que el mercado inmobiliario está dirigiendo su mirada a ellos y muchos agentes quieren saber cómo captar la atención de este importante sector en ascenso.

Lo primero a tener en cuenta es el perfil del comprador chino. En general, este cuenta con solvente liquidez, proviene de un nivel socioeconómico medio-alto y está en busca de propiedades, en ciudades importantes como Barcelona o Madrid, que incluyan piscina y áreas verdes. Para asegurarlo como cliente, resulta importante estar atento a estos elementos y hacer especial hincapié en mantener un trato amable y personalizado que lo haga sentir a gusto. Estos son algunos consejos que pueden ayudar a lograrlo:

Romper la barrera idiomática. Muchos de ellos solo hablan chino, así que resulta vital ofrecerles una atención directa y personalizada en su propio idioma.

Asesorar el viaje y la estadía. Así como el idioma, el país es desconocido para ellos. Es importante apoyarlos en la organización del viaje, los horarios, las reservaciones de hotel, al igual que aconsejarles sobre lugares para comer y sitios turísticos a visitar, para hacer su estadía mucho más agradable.

Ofrecer un servicio completo. Como con cualquier otro cliente, es primordial tener presentes y responder a sus exigencias en cuanto al tipo de propiedad que está buscando. Pero, además, por ser extranjeros, resulta importante brindar una asesoría minuciosa en lo que respecta a los asuntos fiscales y legales de una compra en España.

Mantener el contacto. Una vez terminado el proceso, aún existen muchas dificultades que pueden presentársele al cliente. Poder aconsejarlos sobre los mejores servicios para reparar averías, así como los sitios de recreación y servicios educativos, de salud y transporte ayuda a cerrar con broche de oro esta relación.

Gastos de escritura: ¿a quién le toca pagar?

Es de conocimiento común que existe un importante número de gastos asociados a la compraventa de una propiedad, sea nueva o usada, que son independientes al precio de la misma. Entre ellos se encuentran los gastos de escritura, y estos en promedio pueden alcanzar hasta unos 3.000 euros.

Desde el año 2015, gracias a una sentencia del Tribunal Supremo, se dejó claro que, si bien estos gastos de hipoteca están relacionados con la transacción, no son gastos de compraventa en sí, por lo que hacer que sea solo el comprador quien se haga cargo de ellos es injusto e ilegal. Esta sentencia determinó que los gastos debían ser compartidos entre ambas partes, pero en muchos casos suele suceder que no saben a quién le corresponde qué, lo que ha generado mucha polémica al respecto.

Es importante saber que los gastos de escritura son calculados con base en los gastos de notaría, gestoría, registro, IAJD y tasación. De estos, la notaría se calcula entre el 0,1% y 0,5% del importe otorgado; el registro, alrededor del 0,2%; y el IAJD ―que varía en cada comunidad autónoma― del 0% al 1,5%. Los honorarios de un gestor, por su parte, están cerca de los 400 euros. Y en lo que respecta a los gastos de tasación, la ley aclara que puedes exigir un reembolso si realizaste una previo a la compra y la entidad financiera te obligó a pagarla nuevamente.

Como se menciona antes, la controversia dentro de todo esto se encuentra en la falta de claridad de la sentencia con respecto a lo que cada parte debe pagar, pues, aunque en teoría haya declinado a favor del hipotecario, desde el 2015 esto ha generado fallos diferentes a la hora de ir a los tribunales. El ejemplo más claro de esta situación ha sido la partida del IAJD. Parece que, así como el porcentaje de este impuesto varía dependiendo de cada comunidad autónoma, del mismo modo varía la opinión que tienen los jueces sobre él. Existen criterios encontrados al momento de dictar un fallo y aunque muchos consideran que pagarlo debe ser responsabilidad del banco, muchos otros creen que debe correr por parte del comprador.

En consecuencia, todos los particulares que han iniciado procesos para solicitar el reembolso de los gastos de escritura, se han topado con resultados muy diferentes y, lamentablemente, esto seguirá siendo así, en tanto no se fijen pautas claras al respecto.

Así es el agente inmobiliario ideal

Muchas veces ni siquiera sabemos por qué, pero hay personas que nos generan mucha más confianza y simpatía que otras. Esto ocurre en todos los ámbitos: trabajo, estudios, negocios; en fin, en cada aspecto de nuestro día a día. Cuando se trata de contratar un servicio o de adquirir algún bien, esta especie de don resulta vital. Antes que nada, queremos estar seguros de la persona con la que estamos por hacer un trato y lo que nos está diciendo. De esto depende la estabilidad de la transacción. Obviamente, a nuestro agente inmobiliario no deberían faltarle estas características, después de todo, adquirir una casa es probablemente una de las adquisiciones de mayor envergadura que realizaremos alguna vez.

Existen algunos agentes inmobiliarios que cuentan con esa cualidad. Eso que quizás no estamos seguros de lo que es, pero nos hace recordar su nombre y tenerlo presente en el momento oportuno. La pregunta aquí es, ¿de qué se trata?, ¿qué es eso que los hace destacar tanto?

Genera confianza. Como señalamos antes, esto es primordial. Tanto por su reputación como por sus modos, el agente ideal brinda la sensación de confianza.

Buena presencia. Tanto su aspecto como su comportamiento causan una buena impresión.

Persuasivo. Tiene buenas habilidades comunicativas, es convincente y buen negociador.

Empático. Busca entender a su cliente. Escucha con atención y cuenta con mucha paciencia.

Profesional. Tiene un conocimiento amplio del mercado, los procesos legales y fiscales, el producto, el contexto socioeconómico nacional y las exigencias de su cliente. Sabe asesorar durante cada etapa de la compra, maneja las herramientas y está en constante formación.

Tiene claro que el cliente es su prioridad.

Está comprometido. Es constante, perseverante y deja todo en su profesión.

Apasionado. Tiene dedicación porque ama su trabajo, lo disfruta y se entusiasma por él.

Honesto. Es claro y le habla sus clientes con honestidad y franqueza.

Tiene experiencia. Sin limitarse por cuánto tiempo tiene en el mercado, aprovecha las situaciones, aprende de ellas y mejora constantemente.

Flexible y asertivo. Sabe cómo decidir de la mejor forma aunque sea difícil y confía en ellas una vez que lo hace. Se adapta con facilidad a los cambios.

Innovador. Busca nuevas soluciones y siempre está un paso adelante.

Sabe trabajar en equipo

Maneja con destreza las herramientas tecnológicas. Organiza sus bases de datos, tiene dominio de los CRM y aprovecha el potencial de las redes sociales.

Sector fortalecido: compradores jóvenes en ascensos

Durante la crisis, la tendencia era lo opuesto. Muchos no tenían acceso a la financiación suficiente y comprar una vivienda parecía imposible. Así, la mayoría de los jóvenes consideraba el alquiler como una respuesta a mediano y largo plazo. Les daba cierta libertad en cuanto a cambio de domicilio y era mucho más accesible para ellos. Por suerte, los tiempos han cambiado. La economía evoluciona y el mercado se ha ido estabilizando progresivamente, trayendo como consecuencia una situación totalmente diferente.

Poseer una vivienda propia es una parte de la cultura española que, sin importar la situación, no puede olvidarse con facilidad. Gracias a eso y a la notable mejora del mercado inmobiliario, los compradores saben que es un buen momento para adquirir una propiedad y no quieren desaprovecharlo. El alquiler se ha vuelto un escalón de paso, necesario mientras se consigue llegar al fin último, la compra; pero temporal, a fin de cuentas.

De este modo, el crecimiento de la demanda ha sido directamente proporcional a la evolución del mercado y la carta de compradores se ha ampliado. Tanto ha sido el cambio que ahora el adquirir una vivienda antes de los 35 años está en los planes del 62% de los jóvenes españoles. Las aspiraciones y los tiempos son diferentes en cada caso. 14% de ellos tiene la idea de que podrá realizar la compra entre los 26 y los 30 años, mientras que el 46% piensa que se volverá propietario entre los 31 y los 35. La planificación de estos futuros compradores es tal que el 72% de ellos está consciente de que deberá solicitar un préstamo hipotecario para costearla y se prepara para ello.

Esto proyecta un aumento de la demanda a corto y mediano plazo y, en consecuencia, una tendencia que seguirá enriqueciendo el mercado inmobiliario español durante unos cuantos años más, fomentando a su vez el continuo crecimiento de este índice. Y es que resulta entendible que lo jóvenes se sientan cada vez más atraídos por esta alternativa, ya que, para empezar, les da la oportunidad de mejorar notablemente su seguridad y estabilidad a futuro. Además de esto, tener un lugar al que llamar suyo les permitirá tomar decisiones a gusto personal, como la distribución de muebles y objetos en la vivienda, el estilo y la decoración que tendrá y, en algunos casos, incluso puede resultarles útil a modo de inversión.

Características de un buen software inmobiliario

Gestionar la actividad, los clientes, propiedades y contactos de forma efectiva debe ser una prioridad para toda agencia inmobiliaria, sobre todo en los últimos tiempos cuando manejar las herramientas tecnológicas ha dejado de ser una opción para convertirse en una necesidad. Por ello el uso de los CRM (customer relationship management) es cada vez más frecuente. Un software de gestión adecuado puede aumentar la eficiencia y eficacia de los agentes, permitiéndoles coordinar toda su actividad e incluso mantener en concordancia el trabajo en varias oficinas.

Para elegir el software adecuado, lo primero a tener en cuenta son los servicios que es capaz de ofrecerte. En general, un buen CRM debería encargarse de almacenar y organizar contactos, gestionar clientes potenciales, medir la rentabilidad tras una inversión, generar, gestionar y revisar estadísticas, mantenerse al pendiente de los propietarios, publicar las propiedades, controlar llamadas, permitir y facilitar la comunicación directa agente-cliente y brindar acceso a la Bolsa Inmobiliaria compartida.

Gracias a todas estas facilidades, estas herramientas no solo permiten la organización y administración del trabajo, sino que además ofrecen un notable aumento en las oportunidades y una importante optimización de resultados para los profesionales en el área inmobiliaria que quieran aventurarse en este ámbito.

Pero el contar con estos servicios no es lo único que debe tenerse presente a la hora de elegir el software adecuado, pues la competencia en el mercado es tal que ya la mayoría de estos ofrecen estas funciones y muchas otras más. En consecuencia, es importante tomar en consideración otros aspectos, como el coste de mantenimiento y las facilidades de manejo de la plataforma, pues su aprendizaje también puede llegar a requerir una inversión alta de tiempo y dedicación.

La rapidez y calidad con la que se desarrollan cada una de sus funciones, así como la estabilidad con la que pueda contar, son también aspectos relevantes para quien desea contratar un CRM. Finalmente, es bueno poner un énfasis especial en el soporte técnico y el trato que brindan a sus usuarios a través de este. Una respuesta profesional y eficaz que atienda de forma personalizada las dificultades y exigencias de cada cliente suele ser el punto cumbre a la hora de declinar por uno u otro software. Ya que, si este recurso logra propiciar un clima de confianza en la comunicación con su clientela, puede ser la clave para sacarle el mayor provecho.

Marketing digital: un elemento clave en el sector inmobiliario

Resulta innegable la importancia que el marketing digital tiene en nuestros días. Si en el pasado el estudio del mercado y el diseño de estrategias de venta y comercialización resultaba vital para cualquier producto, tanto más lo es en estos momentos con la incorporación de las herramientas digitales, el acceso a internet y las nuevas tecnologías que cada minuto se vuelven una parte aún más imprescindible de nuestra cotidianidad. Por supuesto, el sector inmobiliario no escapa de esto. Ninguna agencia inmobiliaria que se considere a sí misma como buena puede ignorar las ventajas que los canales digitales ―páginas web, foros y, nuestro mayor aliado, las redes sociales― les ofrecen a sus ventas en estos momentos.

Por todo ello, resulta de suma importancia aprovechar cada una de estas herramientas ―y adaptarse a las que seguro están por surgir― y diseñar estrategias que permitan sacarle la mayor cantidad de frutos que sea posible. Para empezar, lo primero que debe tenerse en cuenta es ser muy meticulosos con la calidad de los contenidos que publicamos en línea sobre nuestras propiedades en venta. Buenas tomas, con un contraste adecuado de brillo y color, nítidas y que favorezcan las fortalezas de la vivienda; eso es lo que debes reflejar en las imágenes. Aunque a algo obvio, del mismo modo es importante contar con información bien redactada ―de forma atractiva, clara y sin errores gramaticales u de ortografía― para acompañarlas.

Por otro lado, en tiempos tan cambiantes como estos, también resulta necesario conseguir que nuestro contenido se adecue a cada formato y plataforma. Vigila que tu sitio web pueda adaptarse a dispositivos como tablets y smartphones sin problemas y que las dimensiones de las imágenes sean las correctas para cada red social o sitio donde planees publicarlas.

Finalmente, debes recordar no subestimar jamás la colaboración que las redes sociales pueden brindarte. Esta es una increíble herramienta para la comercialización de productos en nuestros días, ya que te permite transmitir tu contenido a más personas, generar interacción directa con tus clientes y posicionar aquello que estés vendiendo, en este caso: las propiedades. Aunque en principio parezca un poco difícil, todo lo que debes recordar es ser constante, interactuar con tu público, estudiar frecuentemente tus estadísticas y, tal y como mencionamos anteriormente, publicar contenido de calidad. Tomando en cuenta la prominencia que los inversores extranjeros han tenido últimamente en el mercado español, puedes considerar también la idea promocionarte en otros idiomas a través de estas vías.

Estas son las mejores ofertas de fibra óptica para tu casa nueva

Si terminaste con el engorroso papeleo y por fin compraste la casa nueva que tanto soñabas, con seguridad pensarás que todo está resuelto. Lamentamos decirte que todavía no, aún hay un par de detalles que debes afinar para empezar a disfrutarla verdaderamente. Lo primero para obtener la comodidad que deseas son los servicios y dentro de estos uno que se ha vuelto primordial en los últimos tiempos: el internet.

Bien sea por motivos de trabajo, estudios o simplemente para entretenimiento, es innegable el protagonismo que este elemento tiene actualmente en los hogares españoles. Las cifras nos lo confirman: ya son 6,6 millones las líneas de fibra óptica instaladas en el país y, por un precio medio de 60 euros al mes, cada vez son más las familias que contratan un pack de banda ancha que incluye televisión, así como telefonía móvil y fija.

Por ello, para que conozcas la oferta de las principales compañías en el mercado y elijas la que mejor se adapte a ti, a continuación, detallamos los precios y servicios de los paquetes más contratados:

-Movistar: Con un 41% del mercado, el operador líder en banda ancha fija en el país ofrece el paquete Fusión #0 50Mb, que tiene un coste de 48 euros al mes ―IVA incluido― y cuenta con una fibra óptica de 50Mb, televisión de pago y el canal exclusivo de Movistar, 2GB de navegación y 200 minutos de llamadas para una línea móvil, así como llamadas ilimitadas de fijo a fijos nacionales. El rúter y el alta son gratis, pero la instalación incluye una permanencia mínima de 3 meses con el servicio.

-Orange: Este operador tiene una cuota en el mercado del 27% y ofrece el paquete Love Esencial, que incluye una fibra óptica de 300Mb, una línea fija con 1.000 minutos gratuitos a móviles y llamadas sin límite a fijos nacionales, y 4GB de datos, más llamadas ilimitadas, para el smartphone, por solo 51,95 euros al mes. Se pueden incluir canales de televisión por una cuota extra de 10 euros.

-Vodafone: Contratado por el 23% de los usuarios, cuenta con One Light, un paquete ―sin obligación de permanencia― que por 45 euros al mes ofrece una instalación, alta y rúter gratis; una fibra óptica de 50Mb, una línea fija con llamadas ilimitada para fijos y móviles y 3GB de navegación y 200 minutos en llamadas para el móvil.